El Premio María Moliner llega otra vez a nuestra biblioteca con el proyecto «El pueblo de los cuentos»

Comenzábamos el año 2020 con un proyecto, heredado del 2019, que teníamos que acabar. Lo que nunca sospechamos es lo que nos tenía preparado el 2020. El confinamiento, las restricciones y la nueva situación nos obligaron a adaptarnos y motivaron otras formas de mantener nuestra biblioteca activa y dinámica. Este premio es un reconocimiento de que lo hemos conseguido.

Con la situación actual de la pandemia nos hemos adaptado y hemos extendido nuestro proyecto a las redes sociales, creando nuevas actividades, dando cobertura a espacios y gentes inimaginables para nuestra biblioteca, tanto nacionales como internacionales. Un año duro, que nos ha dado la posibilidad de crecer, fuera de las instalaciones, pero que a la vez nos ha servido para seguir en contacto con nuestros usuarios más fieles y darles la posibilidad de un entretenimiento cultural, que les ha valido de escape en épocas de confinamiento, que les ha permitido seguir en contacto con su biblioteca y con un proyecto ya consolidado.

Todas las actividades que se han realizado a partir de abril o se están llevando acabo estos meses se han planteado para que sea posible adaptarlas a las redes sociales. Pretendemos que nuestra biblioteca siga su máxima de seguir siendo una biblioteca viva y dinámica, que está cerca de sus usuarios, a pesar de la distancia de 2 metros o más.

Entre los OBJETIVOS perseguidos:

–     – Difundir la labor bibliotecaria más allá de sus muros espaciales y temporales. Llevando la biblioteca casa por casa de forma presencial y a través de las redes sociales…, creando un proyecto que perdure en el tiempo.

–       –  Crear lazos de unión entre los miembros del proyecto, entre los usuarios habituales y los usuarios que no lo son, estableciendo relaciones entre todos los vecinos (urbanizaciones, pedanía) a través de la biblioteca. Incluso ahora las relaciones traspasan espacios físicos y se mueven por las redes.

–      – Prestar un servicio social a los más vulnerables, llevando la biblioteca a través de nuestros usuarios más jóvenes, contando cuentos, sus cuentos, a sus propios hogares. El teléfono nos ha servido de canal para seguir con esta labor. Buscar una mejor comunicación y establecer relaciones duraderas a través de las muchas herramientas que nos ofrecen las tecnologías hoy en día.

–     – Potenciar la autoestima, la imaginación, la originalidad, en los miembros del proyecto a través de la creación de sus propios cuentos, sus ilustraciones y de convertirse en “narradores orales” por unos días, por unos meses… 

    Crear vecinos activos e implicados con la biblioteca y con su pueblo. Motivar y dar la posibilidad de sentirse integrado en un proyecto común, no importa que sea presencial o virtual.

Gracias a todos y todas, usuarios y usuarios, físicos o virtuales, por apoyar esta y todas las bibliotecas.

0 Comments

There are no comments yet

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *